86º Aniversario de la canonización de Don Bosco

En la solemnidad de Pascua del Año Santo de la Redención (1 de abril de 1934), el Papa Pío XI declaró a Don Bosco santo en medio de la alegría de todo el mundo católico y en particular de la Familia Salesiana.
“Pero más que ningún otro, prefirió cuidar de los niños y jóvenes, especialmente de aquellos que, abandonados por sus padres, arrastraban una vida pesarosa y errante por las dificultades de la calle”. Así escribía el Papa Pío XI en la Carta Decretal “Geminata Laetitia”, subrayando el compromiso de Don Bosco con los jóvenes, “para recrearlos y educarlos en la religión y en la virtud, conduciéndolos a la vida cristiana con medios ingeniosos”

¡Salve Don Bosco Santo, joven de corazón!