CONSAGRACIÓN BASÍLICA MARÍA AUXILIADORA EN TURÍN

El 9 de junio de 1868, tuvo lugar la consagración de la Basílica María Auxiliadora en Turín, un sueño hecho realidad.

Una vez construido el santuario, Don Bosco intensificó su acción para difundir la devocional a Nuestra Señora Auxiliadora por todo el mundo y la Basílica se convirtió, rápidamente, en el corazón de nuestra Familia Salesiana.

Ampliada entre 1935 y 1942, coincidiendo con la canonización de Don Bosco, fue elevada a la dignidad de “basílica menor” el 28 de junio de 1911.