DÍA DEL CATEQUISTA

Queridas familias, nos encontramos nuevamente para celebrar el día del catequista. Ser catequista es responder a un llamado. Es Dios quien toca al corazón de la persona y le pide que hable en su Nombre. Es una vocación de vida, una misión, un reto que implica una enorme responsabilidad de hablar de LA VERDAD y con la verdad. Y aún más importante, VIVIR EN LA VERDAD.

La celebración del día del catequista fue instaurada en concordancia con la fiesta patronal en honor a San Pío X, por cuanto el santo fue quien decretó el permiso para que los niños se acerquen a comulgar desde que comprendan quién está en la Hostia Consagrada y animó a los fieles a recibirla todos los días.

¡Feliz a aquellos que comparten la buena noticia!

¡Feliz día catequistas!