DIRECTOR GENERAL

El director o directora general es una persona nombrada por el padre inspector, con el consentimiento de su consejo, a quien se le enco-mienda la última responsabilidad en el gobierno y la animación de na Obra Salesiana.

Héctor Acosta

Responsabilidades

• El criterio que guía toda su tarea es el de promover y salvaguardar la misión y el carisma salesiano, dentro del Proyecto Educativo Pastoral Salesiano Inspectorial (PEPSI) y del estilo de comunión y participación propios de una casa salesiana. 

• En el ejercicio de su autoridad sigue el estilo de Jesús, Buen Pastor y de Don Bosco, como Padre. Por lo cual trata de priorizar en sus relaciones el espíritu de familia, la caridad pastoral,la confianza recíproca, evitando tanto el autoritarismo cuanto la permisividad.

• Gobierna la casa con la colaboración de un Consejo, cuya función queda enmarcada en el Código de Derecho Canónico, las Constituciones Salesianas y documentos salesianos, y el Directorio Inspectorial.

• Su responsabilidad se extiende al ámbito institucional, pedagógico-pastoral, laboral, legal y administrativoes el último responsable de la planificación, coordinación y ejecución de lo planificado en todos los campos de la Obra, para lo cual impulsa la elaboración y aplicación del Proyecto Educativo Pastoral Salesiano Local (PEPSAL).

• Promueve en la Obra el sentido de pertenencia a la Iglesia local, y al entorno social, a través del contacto con las comunidades e instituciones que tienen los mismos fines educativos y/o pastorales, en función de los niños y jóvenes, sobre todo los más pobres.

• Cuida la articulación con las obras salesianas más cercanas 

• Mantiene una relación fluida de comunión y comunicación con el padre inspector y participa activamente en las reuniones convocadas por él o por los organismos de animación inspectorial.

Funciones:

• Animar la vida de la Comunidad Educativo Pastoral (CEP1) al servicio de la unidad y de la identidad salesiana de esta, mediante la elaboración y ejecución del PEPSAL, y el cuidado de la dimensión formativa en la CEP.

• Convocar y presidir el Consejo de Obra y el COCEP.

• Coordinar la labor de los diversos equipos de Animación-Gestión y Acompañamiento, velando para que:

* se reúnan sistemáticamente;

* exista el adecuado clima de diálogo, de participación y de corresponsabilidad entre sus miembros;

* sean actuadas las decisiones adoptadas.

• Designar al personal directivo nombrado por el padre inspector y su Consejo, siguiendo el procedimiento inspectorialmente establecido.

• Designar al resto del personal docente y no docente de la Obra, en diálogo con los equipos correspondientes.

• Animar y acompañar al asociacionismo en la Casa y designar,con el acuerdo del Consejo de la Obra y los reglamentos correspondientes, a los animadores responsables de los distintos grupos del Movimiento Juvenil Salesiano (MJS) local y a sus respectivos consejos locales (director y/o consejo del Oratorio, jefes del batallón de Exploradores, etcétera).

Animar la vida de la CEP incluye mucho más que la simple gestión de bienes, equipos y estructuras, o la toma de decisiones; significa también velar por la vida espiritual de sus miembros, cuidar las opciones pastorales y  garantizar que el criterio oratoriano sea el que atraviese la vida de toda la Obra, promover los vínculos fraternos, impulsar los procesos que la hagan ser Iglesia en salida, etcétera.

 • Supervisar, corresponsablemente con el/la administrador/a, el funcionamiento del Equipo de Administración y la marcha de la economía de la Casa. Proponer al Consejo de la Obra las inversiones, refacciones, construcciones y decisiones que requieran de su aval y velar por el mantenimiento de las instalaciones y su constante adecuación.

• Ser el nexo habitual con el gobierno y la animación inspectorial, garantizar la implementación de las líneas de acción promovidas por aquellos y promover la participación de los diversos sectores de la Casa en las instancias de animación inspectorial.

• Mantener las relaciones institucionales con autoridades civiles, eclesiales, educativas y con las organizaciones del medio con las cuales se trabaje en red.

• Cuidar la articulación con las obras salesianas más cercanas (articulación zonal).

• Respetar y velar por el cumplimiento a nivel local de las disposiciones del Directorio Inspectorial – Sección Economía y de los respectivos manuales de procedimiento.

• Elaborar, con la ayuda de los sectores que crea pertinente,  el informe anual a través del cual se dará cuenta al inspector y su Consejo del estado de actuación del PEPSAL.

Perfil

Se buscará la persona que satisfaga el siguiente perfil:

• Opción personal de vida acorde a los valores evangélicos en clave salesiana.

• Experiencia adecuada en la misión y suficiente formación intelectual eclesial y salesiana (capacidad, profesionalidad,ex-periencia).

• Capacidad de gestión, animación y gobierno, preocupación por crear comunión y participación, y valoración de las relaciones interpersonales.

• Interés en promover el PEPSAL y sensibilidad por el diálogo, la escucha y el trabajo en equipo.

Nombramiento

• Si el director general es laico:

Es nombrado por el inspector y su Consejo, luego de las consultas pertinentes.

• Si el director general es religioso:

Es nombrado por el Rector Mayor y su Consejo (Constituciones Salesianas, art. 177) a partir de la propuesta del padre inspector, luego de una oportuna consulta.

Duración en el cargo 

• Duración: el nombramiento será por tres años y quedará abierta la posibilidad de un segundo y hasta un tercer ejercicio, si las circunstancias y el padre inspector lo creen conveniente.