MENSAJE DE LA FAMILIA ZEMUNIK EN CONMEMORACIÓN A JOSÉ SARACANO

Faltando muy poquitos días para lo que sería el cumpleaños de nuestro querido José Saracano, queremos ir compartiendo historias, recuerdos y palabras que nos fueron llegando durante todos estos días. Iniciamos con los recuerdos de la familia Zemunik.
“Mediante palabras quería despedirme de un amigo y formador como José. Me atrevo a decir que está entre las personas más queridas de la familia salesiana.

Arriba de izquierda a derecha: Sanz, Esteban Zemunik, “Colorado” García. Abajo de izquierda a derecha: Raúl Pantin, Mímica y Carlos Zemunik


Compartió 2 generaciones en mi familia, siendo celador de mi padre (segunda promoción de egresados), y un educador en mi generación.
Fuimos afortunados, dichosos que la vida nos cruce con José…y particularmente en mi familia no solo una, sino tres veces contando a mi hermano.
Con el paso del tiempo, las palabras que me manifestó de joven, a las cuales uno presta poca y nada de importancia, evidentemente quedan guardadas en algún lado de la memoria. Con el paso tiempo toman importancia y uno dice…’MIRÁ, TENÍA RAZÓN EL VIEJO’.
No voy a detenerme en enumerar los adjetivos calificativos que tenía, porque sería redundante, pero sí nombrar su labor como educador, transmisor de valores y costumbres. Si pasaba cerca nuestro siempre nos saludaba, motivaba, trasmitía confianza, preguntaba cómo estábamos, nos llamaba por los nombres, o simplemente nos sonreía y con un gesto sabía que estaba todo bien.
Particularmente siempre inculcó en mí (al igual que mi padre) el sacrificio por las cosas que deseamos, amistad, bondad y saber levantarnos cuando las cosas no salen como uno las planea. Divulgó de forma diaria los valores salesianos como nadie; siempre el contacto frecuente con los que pasamos por el Salesiano.
Abrazo a la familia salesiana con gran fuerza por la pérdida de un formador de personas.
Lucas.Z.”