San Juan Bosco, padre y maestro de la juventud.

Hoy la Iglesia Católica y la Familia Salesiana celebra al santo patrono de la juventud, San Juan Bosco. El santo cuya vida fue reflejo de sus propias palabras: “Uno solo es mi deseo: que sean felices en el tiempo y en la eternidad”.

Giovanni Melchiorre Bosco, conocido por todos como Don Bosco, fue el fundador de diversas comunidades, agrupaciones e iniciativas que componen lo que se conoce como la Familia Salesiana; declarado “padre y maestro de la juventud” por el Papa San Juan Pablo II, el 24 de mayo de 1989.

Don Bosco nació el 16 de agosto de 1815 en I Becchi, Castelnuovo, Piemonte (Italia). Cuando tenía tan solo dos años, murió su padre, y fue su madre, la Sierva de Dios Margarita Occhiena, la que tendría que encargarse de él y de sus hermanos.

San Juan Bosco partió a la Casa del Padre el 31 de enero de 1888, día en que lo celebramos y conmemoramos. Su vida fue una entrega total a Jesús y a la Virgen a través de sus queridos jóvenes. Y fue la demostración, en los hechos, de aquellas palabras que alguna vez dijo al más querido de sus alumnos, el pequeño Santo Domingo Savio: “Aquí hacemos consistir la santidad en estar siempre alegres”.

¡Feliz día de Don Bosco a toda la Familia Salesiana!